domingo, 4 de septiembre de 2011

Call of Duty Modern Warfare 3 + Video

CODMW3-agentemello007


Infinity Ward, en colaboración con los estudios Sledgehammer Games, vuelve a tomar los mandos de la saga Call of Duty tras la excelente labor realizada por Treyarch el pasado año. El próximo 8 de noviembre regresarán con Call of Duty: Modern Warfare 3, título que supondrá el cierre a una de las trilogías más exitosas de cuantas ha parido la industria del videojuego en toda su historia. Este pasado martes, por cortesía de Activision, en Londres hubo un primer contacto con este Modern Warfare 3, más concretamente, con su modo campaña para un jugador. Sin más dilación, así será el que promete ser uno de los grandes de este 2011. Este juego por lo visto estaria saldriendo en tres plataformas : PS3, XBOX360 Y PC.



Call of Duty: Modern Warfare 3 continuará la historia justo donde nos dejaron las dos anteriores entregas de Modern Warfare. Nos encontramos nuevamente en un futuro cercano, en un mundo al borde del caos y en el que el estallido de una nueva guerra a escala mundial parece algo casi inevitable... aunque nuestra labor como podéis imaginar será intentar impedirlo, pues ya lo dijo el gran Albert Einstein en una de sus frases más célebres: "No sé con qué armas se librará la Tercera Guerra Mundial, pero en la Cuarta Guerra Mundial se usarán palos y piedras".



A falta de conocer más detalles de la trama argumental y de sus protagonistas (aunque ya nos confirmaron que habrá personajes conocidos por todos y otros totalmente nuevos), en este sentido una de las características que más llama la atención de Modern Warfare 3 respecto a sus predecesores van a ser los escenarios en las que se librarán las diferentes misiones. Olvidaros de lugares inventados, porque este conflicto se librará en algunas de las ciudades más importantes del planeta y, ciertamente, se nota una gran diferencia entre movernos por lugares ficticios a hacerlo en pleno núcleo financiero de Nueva York o por zonas emblemáticas de Londres, Berlín o París.

La versión que nos enseñaron se centraba principalmente en mostrarnos dos misiones diferentes del modo campaña, una ambientada en Nueva York y otra en Londres. Por lo tanto, aún queda por ver y descubrir los otros dos grandes componentes de Modern Warfare 3, es decir, su multijugador (donde nos prometieron que habrá innovaciones importantes) y el cooperativo, del que tampoco dieron detalles aunque sí dejaron caer que la idea que tienen es evolucionar el modo Special Ops que presentaron en Modern Warfare 2.



Jugabilidad

A nivel jugable, este tercer Modern Warfare no viene con la intención de revolucionar nada importante, con unas bases que se mantienen inalterables y que tan bien han funcionado en todos sus predecesores. Dicho en pocas palabras, acción en primera persona, escenarios “pasilleros” y una estructura completamente lineal, pero donde la intensidad y la espectacularidad está asegurada gracias a una sucesión de scripts estudiados al milímetro (y cuando decimos al milímetro, es al milímetro), logrando meter una adrenalina y una tensión en el cuerpo que pocos títulos son capaces de transmitir. Esa base es la que siempre ha tenido Call of Duty, y eso no va a cambiar en Modern Warfare 3.

Que no haya una revolución jugable, no quiere decir que no haya mejoras, porque las hay. La principal que hemos notado es una acción todavía más intensa, que no ofrece un segundo de respiro y en el que, lo más importante, siempre estaremos haciendo algo. El ejemplo claro de esto fue la misión ambientada en pleno centro de Nueva York, en donde en no más de cuatro minutos ocurrieron hechos sin parar, a cada cual más espectacular. Llegábamos a pleno centro financiero de Manhattan, con explosiones por doquier y teniendo que avanzar tiroteo tras tiroteo para, a continuación, junto a un grupo de élite teníamos que subir a lo alto de un edificio escalera tras escalera y puerta tras puerta, en el que ir haciendo frente a las diferentes amenazas; llegados a la azotea, el siguiente objetivo era colocar una serie de cargas para derruir una torre de comunicación, todo ello con más enemigos que intentaban cerrarnos el paso; hecho eso un enorme helicóptero se propone ponernos las cosas más difíciles, teniendo nosotros que echarlo abajo; una vez eliminado, vienen más, pero entonces nos subimos a un helicóptero aliado y arma automática en mano empezamos a repartir plomo a diestro y siniestro... para acabar toda la escena con un espectacular desenlace. Y repetimos, todo esto en apenas cuatro minutos.

Como podéis imaginar, es ver esta intensidad, es ir superando esta sucesión de escenas sin un segundo de respiro, que es cuestión de segundos que empieces a notar que tu cuerpo empieza a aumentar las pulsaciones y que sigues teniendo ganas y más ganas de seguir pegando tiros a todo lo que se mueva, a no pensar, a actuar, y a descubrir qué es lo próximo con lo que nos van a sorprender. La misión de Londres, la segunda que nos mostraron, ya era un poco más calmada de inicio, donde tras un genial cambio de cámara teníamos que infiltrarnos en territorio hostil en plena noche, eliminado a la guardia sin hacer el más mínimo ruido, aunque a los pocos minutos la sucesión de disparos y de escenas espectaculares volvía a ser una constante.

De este primer contacto, lo que más ha convencido es lo bien gestionado e hilado que parece todo. Sabes en todo momento a dónde ir y cómo actuar, lo que aprovecha el juego para sorprendente con algo nuevo cada pocos segundos, acción tras acción, todo perfectamente hilado, sin pausas innecesarias que rompan este elevadísimo ritmo. Y por otro lado también me gustaría destacar la casi inapreciable sensación de respawn que tenía la demo, uno de las críticas habituales a la saga Call of Duty, que en esta ocasión era casi imperceptible.

Apartado Técnico
A estas alturas de generación, y con hardware que ya posee bastantes años a su espalda (Xbox 360 va camino de cumplir nada menos que seis años de vida), es normal que no nos encontremos con un salto significativo, aunque sí las lógicas mejoras que redondean un apartado vistoso e impactante a partes iguales, y todo ello moviéndose a los habituales 60 frames por segundo que siempre han caracterizado a estos Modern Warfare. El detalle que sin duda más nos ha gustado, ha sido que se ha corregido la baja calidad de las texturas cuando estamos muy cerca de algún objeto, algo que se le podía criticar a Black Ops, y que aquí parece que han solucionado. Por lo demás, se nota a la perfección que Infinity Ward conoce y sabe exprimir su motor gráfico, pues a sabiendas de las limitaciones que pueda tener, se permite hacer uso de un elenco de efectos visuales realmente imponente, que te meten de lleno en la acción. Es un auténtico placer para la vista ver cómo lucen los efectos de partículas, el humo, las explosiones, la sangre, el motion blur, los efectos de agua, la iluminación, etc.

A nivel sonoro, todo suena con una contundencia impresionante, siendo un auténtico espectáculo ver cómo se vienen abajo los helicópteros o enormes estructuras y edificios, así como cada una de las explosiones de las que seremos testigos. A nivel musical, todavía no sabemos quién se ha encargado de la banda sonora, pero ya os avisamos que si la propia acción ya nos mete en tensión, la música la llevará a nuevos niveles, con un estilo contundente y que, por momentos, la sensación era estar en medio de Origen (la conocida película de Christopher Nolan, con banda sonora de Hans Zimmer).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nuevo Sitio

Este sitio ya no se actualizara mas, nos mudamos a IpArea.NET




Articulos Relacionados