sábado, 3 de septiembre de 2011

Nuevas rocas encontradas en la superficie de Marte

Marte-Agentemello007
clic en la imagen para ampliar (abre en otra pestaña)

El rover Opportunity de la NASA ha descubierto en un cráter de Marte unas extrañas rocas con una textura nunca vista hasta ahora. Una de ellas, del tamaño de un taburete, pudo haber sido desenterrada por el impacto contra la superficie del planeta de un asteroide o algún otro objeto semejante, que abrió un boquete dentro de los límites del agujero geológico que el robot ha comenzado a explorar. Las rocas son, casi con toda seguridad, muy antiguas, lo que aumenta las esperanzas de encontrar vestigios de vida en la zona, objetivo principal de la misión.

El Opportunity, una de las maravillas de la NASA, llegó hace tres semanas al borde del cráter Endeavour, de 22 kilómetros de diámetro y 25 veces mayor que el Victoria, de donde procedía, en busca de vestigios de vida marciana. En el nuevo desplazamiento, los científicos esperaban encontrar rocas mucho más antiguas que las hasta ahora observadas en los siete años y medio que el rover lleva en Marte y, con un comienzo semejante, no pueden sentirse defraudados.

Según explicaron responsables de la agencia espacial, la primera roca que examinó el robot en su nuevo destino tiene el tamaño de un taburete. Su superficie es plana y aparentemente fue desenterrada por el impacto con otro objeto, que formó un boquete del tamaño de una cancha de tenis en el borde del cráter Endeavour.

La roca ha sido bautizada de manera informal como «Tisdale 2» y «es diferente de cualquier otra nunca vista en Marte», ha dicho Steve Squyres, investigador de la Universidad de Cornell en Ithaca (Nueva York). La piedra tiene una composición similar a algunas rocas volcánicas, pero con más zinc y bromo de lo que han detectado anteriormente, según los datos obtentidos por el brazo robótico del rover.

La diversidad de los fragmentos hallados podría ser el preludio de que puedan aparecer otros minerales que arrojen más luz sobre la composición y los orígenes del Planeta rojo. Por ello, la próxima misión del Opportunity será ir a la caza de rocas arcillosas, que son las que pueden conservar señales de vida marciana, si es que alguna vez existió. El rover sabe a qué atenerse. Las observaciones de las naves espaciales orbitadoras de Marte sugieren que las formaciones rocosas en el borde de cráter datan de la historia temprana del planeta e incluyen minerales arcillosos, que se forman en condiciones menos ácidas y de humedad, posiblemente más favorables para la vida.

El cráter tiene crestas discontinuas en su borde y marcas en la roca sedimentaria, que parece que hubiera sido cortada, llena de cavidades rellenas de material posiblemente arrastrado por el agua. No obstante, los científicos advierten de que todavía es pronto para hacer especulaciones y se necesitarán más datos del robot.

Después de siete años y medio de misión en Marte, equivalentes a 2.703 días marcianos, John Callas, director del proyecto en el Laboratorio de Propulsión a Chorro (JPL) de la NASA ha reconocido que el Opportunity tiene «algunos achaques» debido a su edad, pero continúa aún puede regalarnos nuevos descubrimientos. «Tiene un poco de artritis en su brazo robótico, hemos visto alguna parálisis en su sistema neurológico, pero las baterías siguen en buen funcionamiento», ha señalado con orgullo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nuevo Sitio

Este sitio ya no se actualizara mas, nos mudamos a IpArea.NET




Articulos Relacionados