jueves, 25 de agosto de 2011

Capa de Transporte del Modelo Osi o Capa 4



Los servicios de transporte permiten que los usuarios puedan segmentar y volver a ensamblar varias aplicaciones de capa superior en el mismo flujo de datos de la capa de transporte. Así, la capa de transporte ofrece control de flujo por ventanas deslinzantes y fiabilidad, obtenida a través de los números de secuencia y acuse de recibo. En la capa de transporte existen dos protocolos: TCP y UDP. Tanto TCP como UDP utilizan los números de puerto para pasar información a las capas superiores. Los desarrolladores de software tienen acordado usar números de puerto bien conocidos que están controlados por la IANA.
  • Los números de puerto por debajo de 1024 se consideran puertos bien conocidos y son de carácter estático.
  • Los números de puerto por encima de 1024, suelen ser asignados dinámicamente en los clientes y se consideran puertos dinámicos.
  • Los puertos registrados son aquellos que han sido registrados por aplicaciones específicas del fabricante. La mayoría de ellos se sitúan por encima de 1024.
Entrando en más detalle con en los protocolos TCP y UDP:

  • Transport Control Protocol (TCP). Se trata de un protocolo fiable, orientado a la conexión. TCP es responsable de la división de los mensajes en segmentos y el reensamblado posterior de los mismos cuando llegan a su destino, volviendo a enviar cualquiera que no haya sido recibido. Para poder conectar dos dispositivos en una red, es necesario establecer una sesión. Una sesión constituye una conexión lógica entre las capas de transporte iguales en los puestos de origen y destino.

    Para iniciar la conexión entre dos dispositivos a través de TCP, los dos hosts deben sincronizar sus números de secuencia inicial (SYN) mediante un intercambio de segmentos. Así la sincronización requiere que cada host envíe su propio número de secuencia inicial y que reciba una confirmación de que la transmisión se ha realizado con éxito, mediante un acuse de recibo (ACK) por parte del otro lado.

    El tamaño de ventana en TCP determina la cantidad de datos que acepta el puesto receptor de una vez, antes de que devuelva un acuse de recibo (ACK). Con un tamaño de ventana 1, al enviar un segmento, se esperará para enviar el siguiente cuando se haya recibido el acuse de recibo (ACK), con lo que en muchos casos se desperdicia el ancho de banda disponible. Los tamaños de ventana TCP varían durante la vida de una conexión. Cada acuse de recibo contiene un tamaño de ventana que indica la cantidad de segmentos que el receptor puede aceptar. Si el receptor tiene definido un tamaño de ventana de 2 y el emisor lo tiene de 3, el emisor enviará 3 paquetes, pero el receptor enviará un ACK del segundo, de forma que el tercer paquete deberá ser transmitido en la siguiente serie.

    TCP proporciona una secuencia de segmentos con un acuse de recibo de referencia. Cada datagrama es numerado antes de la transmisión. En el puerto receptor, TCP se encarga de volver a ensamblar los segmentos en un mensaje completo. Si falta un número de secuencia en la serie, o algún segmento no es reconocido dentro de un periodo de tiempo determinado, se da lugar a la retransmisión

  • User Datagram Protocol (UDP). Es un protocolo sin conexión ni acuse de recibo. UDP no posee campos para números de secuencia ni tamaños de ventana. UDP está diseñado para que las aplicaciones proporcionen sus propios procesos de recuperación de errores. Aquí se cambia la fiabilidad por la velocidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nuevo Sitio

Este sitio ya no se actualizara mas, nos mudamos a IpArea.NET




Articulos Relacionados